Proceso de nitrurado del acero

Nitruración: ventajas que no conocías de este tratamiento del acero

En el sector industrial, existen diferentes tratamientos del acero muy variados que permiten aumentar la calidad de las piezas metálicas, y así, las prestaciones que ofrecen. Si estas son sometidas con frecuencia a los efectos de fuerzas de carga y rozamiento, requieren de procesos que las ayuden a ganar fuerza y dureza.

 

Por ello, el proceso de nitruración es uno de los más utilizados para tratar el acero. A continuación, desde Aceroa, como expertos en aceros especiales, hablamos de sus ventajas y usos.

 

¿Qué es la nitruración?

La nitruración consiste en un procedimiento termoquímico donde la composición de los metales se modifica agregando nitrógeno, produciendo un aumento de la rigidez del material. Asimismo, se consigue una mejora considerable en cuanto a la respuesta frente a la fatiga y corrosión del acero. 

 

El método de nitrurado se fundamenta en la aplicación e introducción de una solución de nitruros y nitrógeno en el metal, en medio de temperaturas bajas (500 y 570 ºC), pues esto último favorece una difusión más efectiva. Cabe destacar que los nitruros se caracterizan por ser duros, por lo que confieren bastante dureza a la superficie del metal. 

Por otro lado, es interesante recalcar que el método de nitruración del acero se realiza en piezas de este metal que han sido templadas previamente. 

 

proceso de nitruración del acero

 

Ventajas de la nitruración del acero

Ahora que conocemos qué es este mecanismo industrial y cómo funciona, vamos a explicar las ventajas de la nitruración:

 

  • Las piezas nitruradas muestran un nivel de endurecimiento que no se obtiene por medio de otros procedimientos. Este grado de dureza es variable, dependiendo de la naturaleza del acero. 

 

  • El nitrurado aporta una buena resistencia a la corrosión en las piezas de acero, por lo que estas resisten bien al agua salada, dulce, vapor y las inclemencias del clima. Por tanto, son una excelente opción para elementos decorativos o piezas expuestas continuamente. 

 

  • La nitruración del acero posibilita el mantenimiento de la dureza de la pieza incluso cuando se encuentra sometida a altas temperaturas, siempre y cuando no sea por mucho tiempo. Lo anterior no es posible en tratamientos como el temple por inducción o la cementación. 

 

  • Este método puede ser aplicado de forma focalizada, pues podemos trabajar solo por zonas donde la pieza que sean necesarias. 

 

Tipos de nitruración

A la hora de llevar a cabo el método de nitrurado, como uno de los tratamientos del acero más comunes en el ámbito industrial, existen diferentes tipos. Explicamos algunos de ellos a continuación:

 

Nitruración sólida 

En este tipo de nitruración, las piezas de acero se cubren con una pasta compuesta con una sustancia nitrurante, la cual es elevada a una temperatura de entre 520 y 570 ºC por un periodo de 12 horas. 

 

Qué es la nitruración

 

Nitruración gaseosa 

Por otro lado, en el nitrurado gaseoso, la pieza se introduce en hornos cuya temperatura oscila entre los 500 y 570ºC, en medio de amoniaco disociado. 

 

Nitruración por plasma 

Esta técnica es conocida también como nitruración iónica. Se trata de un mecanismo de endurecimiento de superficies de acero, donde la pieza a tratar es expuesta a un plasma de nitrógeno e hidrogeno a temperaturas elevadas. Asimismo, podemos emplear este procedimiento con aluminio y titanio. 

 

Nitruración en baños de sales 

Empleando temperaturas en un rango de 500 y 570 ºC, esta nitruración del acero se basa en sumergir una pieza en un baño de sales fundidas conformado por cianatos y cianuros, de manera que el acero absorbe estos compuestos. 

 

¿Qué tipo de nitrurado escoger?

En definitiva, el tratamiento de nitruración es un proceso industrial con muchos puntos a favor. Este nos permite conseguir piezas de acero de alta calidad como engranajes, camisas de cilindros, pistas de rodamientos, entre otros. 

 

Y, por tanto, en función de las necesidades y características que se necesiten conseguir, convendrá elegir un tipo de nitruración u otro. Sobre todo, cabe destacar que es un proceso del acero que permite aportar una mayor dureza y resistencia. 

 

¿Necesitas más información sobre este método de materiales de acero? Ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo técnico y especialista en aceros especiales está a tu disposición.